Viernes, 19 Enero 2018 09:17

¿Qué es un curso de renovación y por qué los agustinos recoletos lo hacen? Destacado

Escrito por
Valorar este artículo
(0 votos)

Se trata de un mes de retiro y vida en comunidad con otros frailes con el objetivo de “mirar al núcleo fundamental”, según explica el secretario general de Formación y Espiritualidad, Javier Monroy

Una veintena de agustinos recoletos realizan durante este mes el curso de renovación en Buenos Aires (Argentina). Desde el 14 de enero al 10 de febrero, los frailes agustinos recoletos tienen como objetivo olvidarse de sus ocupaciones cotidianas y reflexionar sobre su vida y vocación.

Durante un mes convivirán en Buenos Aires 20 frailes de ocho nacionalidades distintas: España, México, Brasil, Venezuela, Costa Rica, Colombia, República Dominicana y Argentina. El secretariado general de Formación y Espiritualidad organiza una vez al año este curso de renovación que cada fraile debe realizar al menos una vez cada 10 años.

El secretario general de Formación y Espiritualidad, Javier Monroy, se encuentra en Buenos Aires a cargo de este curso de formación que se extenderá hasta casi la mitad de febrero. Él explica la finalidad y objetivo de estos días de formación.

¿Qué es un curso de renovación?

“Es una experiencia especial. Se tiene al menos cada 10 años. Se pide que los religiosos participen en una formación continua durante un mes, olvidarlo todo y mirar la núcleo fundamental de la persona. Supone pararse en un oasis para volver a las fuentes. Como decía uno de los frailes participantes en el primer día, es un noviciado de nuevo. No se trata de aprender cosas de la vida sino de espiritualidad. En conclusión, renovarse, como dice el nombre”, explica Javier Monroy.

¿Por qué es tan importante hacerlo?

“Como decíamos, es como un noviciado. Supone volver al origen de la vocación. No significa replantearse la vocación sino ahondar en los cimientos y el centro de cada uno y cómo desarrolla la vocación. Por eso, la formación continua durante este mes está orientada a renovar el carisma en cada participante”, dice.

¿Qué se hace en un curso de renovación?

“En un curso se renovación -explica el secretario general de espiritualidad- se organizan en distintos ámbitos actividades para que la persona toque ese ‘núcleo fundamental’, su centro. Hay una semana de ejercicios espirituales; otra semana la dedicaremos a los jóvenes, las vocaciones y el discernimiento; la tercera semana estará dedicada a la vida espiritual y por último trataremos la vida comunitaria. El objetivo es que aquí se haga vida comunitaria y se cree relación con agustinos recoletos de otros países y lugares”.

¿Por qué se hace cada 10 años?

“Desde hace algunos años, desde el Secretariado General de Espiritualidad se anima a que los frailes realicen este curso una vez cada diez años aunque no es una obligación. Para la mayoría de los que están aquí es el primero o el segundo. La finalidad es la de renovar su compromiso y volver al centro, por lo que cada fraile debe ver cuándo lo debe hacer”, cuenta Monroy.

Leído 105 veces