La Red Solidaria Internacional Agustino Recoleta pone en marcha un programa internacional educativo para niños y jóvenes en riesgo de exclusión social de cinco países donde está presenta la familia agustino recoleta. Este plan ha sido posible gracias a la aportación de la Provincia Nuestra Señora de la Candelaria y se ejecutará en obras sociales de Agustinos Recoletos y Misioneras Agustinas Recoletas

La educación de calidad al alcance de todos es una de las bases de la filosofía de ARCORES.  Es por eso que la Red Solidaria Internacional Agustino Recoleta, junto con la Provincia Nuestra Señora de la Candelaria de Agustinos Recoletos, ha puesto en marcha en 2018 un programa para garantizar la educación de calidad de niños y jóvenes de entornos sociales de pobreza de Sierra Leona, Venezuela, Colombia, Ecuador y Guatemala, donde ARCORES está presente.

Casi 850 niños y niñas se beneficiarán de este programa, que ha supuesto una inversión de 50.000 euros: 40.000 euros aportados por la Provincia Nuestra Señora de la Candelaria y 10.000 euros de los fondos propios de la Red Solidaria Internacional. El proyecto alcanzará cinco países donde la familia agustino recoleta está presente y realiza una labor social con niños y jóvenes. Con el objetivo de que perdure en el tiempo, esta iniciativa nace para promocionar la educación de calidad para los más vulnerables en los lugares donde la familia agustino recoleta está presente.

Por un lado, abarca el apoyo a la escolarización y permanencia en el sistema educativo de 90 niños de Venezuela, 20 niños de Ecuador y 40 niños de Guatemala. Asimismo, permitirá que la red de escuelas de las misiones de Agustinos Recoletos de Kamabai y Kamalo en Sierra Leona puedan pagar el salario de siete profesores de escuelas primarias de ámbito rural, garantizando su desempeño, que beneficiará a 700 niños de Sierra Leona.

Además, se preocupa por los jóvenes. Así, cinco jóvenes de familias pobres de Totoniocapán (Guatemala), podrán comenzar estudios universitarios, lo que les abrirá la puerta a un futuro diferente del que tuvieron sus padres y abuelos. Además, cuatro jóvenes del Hogar Hno. Policarpo de Barranquilla –gestionado por las Misioneras Agustinas Recoletas–, víctimas de graves situaciones de violencia o abandono familiar, podrán iniciar una formación profesional que les garantice un empleo en el futuro

Esta iniciativa conjuga dos prioridades estratégicas de la Red Solidaria Internacional ARCORES: la promoción de los derechos de la infancia y la educación, un motor imprescindible para la promoción humana y la transformación social. La educación básica supone años de escolarización. Los niños y jóvenes que han iniciado sus estudios en 2018, tienen que seguir y no abandonar prematuramente. Por eso, este programa de promoción del derecho a la educación de los niños y jóvenes más vulnerables nace con el propósito de constituir un esfuerzo permanente y creciente de ARCORES por la garantía de la educación.

La parroquia Santo Tomás de Villanueva de Granada bendecirá el próximo jueves una nueva imagen de Santa Rita. Es obra de Pablo Fernández Hurtado, un joven granadino que ha empatizado con la historia de la santa agustina y ha plasmado su vida entregada a Dios en la madera

Pablo Fernández Hurtado es un joven escultor granadino. Hace ya varios meses recibió un encargo muy especial por parte de la Parroquia Santo Tomás de Villanueva, de Agustinos Recoletos de Granada (España). Fue elegido para realizar una escultura de Santa Rita en madera. Desde entonces, comenzó un proceso -primero de bocetaje y posteriormente de esculpido- que culminará el próximo jueves con la bendición de la nueva imagen de la ‘abogada de las causas imposibles’ en la parroquia.

Para Fernández Hurtado, el proceso ha sido “especial” por varios motivos. En primer lugar, por la devoción que en su familia le tenían a Santa Rita: su abuela materna era miembro de la Fraternidad Seglar Agustino Recoleta y su abuela paterna nació el mismo día que se celebra su festividad, el 22 de mayo. Además, reconoce que la historia de la santa italiana le llamaba la atención. “Cuando conoces su historial, sabes que estás haciendo algo muy bonito”.Del boceto original, Pablo tuvo que pasar a la madera. Realizada sobre madera de cedro y policromada con óleo, la imagen representa una mujer compungida y afligida al mirar la cruz de Cristo, que sostiene entre sus manos. “Es una imagen triste, que empatiza con el sufrimiento de Jesús; está ensimismada mientras mira la cruz”. Explica su autor que Santa Rita “sufrió mucho y eso lo represento en la imagen”.

Para la realización de esta obra, el artista se ha basado únicamente en los escritos y la historia de la vida de la religiosa agustina. “He tenido en cuenta su vida y los episodios en los que sufrió”, dice. “Cuando conoces su historia, el modelado es más fácil. Ella quería que su familia fuera católica, buenos cristianos”. Fue eso lo que más le atrajo. Después de tanto tiempo en su taller, la imagen irá a la parroquia de Agustinos Recoletos donde será bendecida y recibirá culto. “Será allí cuando cobre sentido; he realizado una imagen que es un medio para llegar a Dios”. A partir de ahora, Pablo Fernández Hurtado desea que el devoto de Santa Rita “empatice” al ver su nueva obra y sienta lo que ella misma sintió.

María Sun Shen realizó su profesión solemne como Misionera Agustino Recoleta junto a su madre, que actualmente realiza su etapa de noviciado como Monja Agustina Recoleta de clausura. Decidió decir el sí definitivo a Cristo junto a su madre en el Convento de Vitigudino (Salamanca). En apenas diez años, María, su madre y sus hermanos han experimentado un proceso vocacional que les ha llevado de no tener fe a consagrarse a Cristo al completo

En 2007, María Sun Shen vivía en Pekín. Siendo una joven china, estaba alejada de Dios pues desconocía que tenía fe, pese a que en su interior la buscaba. El domingo pasado, más de diez años después, María realizó su profesión solemne como misionera agustina recoleta, entregándose de este modo al completo a Dios. Esta joven decidió decir el sí definitivo a su vocación en el convento de Santo Toribio de Liébana de las Monjas Agustinas Recoletas en Vitigudino (Salamanca). Allí se encuentra su madre, novicia agustina recoleta. Y es que Dios llamó a María a ser misionera agustina recoleta y también llamó a su madre a ser monja contemplativa, una vez completó la educación de sus hijos y tras fallecer su marido.

La celebración del pasado domingo fue especialmente emotiva, por la importancia que tiene que una joven decida seguir a Cristo definitivamente y porque junto a ella estaba su madre, acompañándola y apoyándola al entregar su vida al Señor como ella también hizo. La alegría invadió a María Sun Shen por dar el gran paso junto su madre. “Sentí mucha paz y tranquilidad junto a ella, no importaba la fiesta porque mi madre estaba conmigo”. Quería que su madre estuviera con ella en esta celebración tan importante. Por ello, preguntó a la Congregación si podía celebrar su consagración definitiva en el convento de clausura de las Monjas Agustinas Recoletas de Vitigudino, donde su madre se encuentra y de donde no puede salir por su vocación contemplativa. La respuesta fue afirmativa.

María realizó su compromiso definitivo como misionera agustina recoleta profesa solemne poniendo su vida, vocación y misión en manos de su Congregación, representada por la superiora general, Nieves Mari Castro. Las Misioneras Agustinas Recoletos la recibieron con un gran abrazo. Especialmente emotivo fue el momento de las ofrendas. Su madre, futura agustina recoleta contemplativa, presentó a su hija como la mejor ofrenda que podía realizar a Dios. “Estoy muy agradecida porque la gente estaba muy emocionada”, dice.

Una familia consagrada al completo a Dios

En su familia no solo María y su madre decidieron seguir a Cristo. El resto también ha tenido vocación agustino recoleta. Sus tres hermanas están dentro de la Congregación de las Misioneras Agustinas Recoletas -una de ellas, de manera definitiva también- y su hermano se encuentra actualmente en el Postulantado San Pío X de Ciudad de México, próximo a ingresar en el noviciado de la Orden de Agustinos Recoletos.

No obstante, su tercera hermana, su madre y ella sí fueron las primeras de la familia en bautizarse. Fue el 1 de julio de 2007. La familia vivía en Pekín, sin tener ningún contacto con Dios. “Antes no creía en nada, tenía miedo porque lo veía todo oscuro”, afirma. No obstante, sentía que necesitaba la fe. En la Iglesia, María encontró lo que buscaba. “Siento la Iglesia como una familia de almas. Los sacerdotes son mis padres y las misioneras agustinas recoletas mis hermanas”.

Empezaron a tener contacto con la Iglesia Católica en Caoxia, de la mano de una mujer mayor. Esta señora y su familia son los únicos cristianos de una población de 3.000 personas.

“El Señor está conmigo en mi corazón”

Una vez que fue bautizada, sintió lo que Dios quería de ella. “La llamada del Señor es muy fuerte”. En este momento, cuando explica esto, se calla. No encuentra palabras. “No se puede explicar”, sentencia. El domingo, en la celebración de su profesión solemne, María sintió muy cerca a Dios. “Sentí la fuerza del Señor, sus brazos me agarraban fuertemente”. El periplo vocacional que ha recorrido, desde su bautismo hasta su entrega absoluta a Dios, ha sido un camino largo y complejo.

Dejó China, pese a la negativa de su padre ya que dejaba consigo su trabajo. Siguió las huellas de Cristo hasta España, donde ingresó en la casa de formación de las Misioneras Agustinas Recoletas. ¿Qué sintió entonces? “Me sentí muy alegre”. Entre medias, su madre decidió continuar su vida en la clausura del convento, con las Monjas Agustinas Recoletas, dedicándose a la oración continua. “Sufrí cuando mi madre entró en el convento, sentía como que la perdía”.

Pero no la perdió. En ningún momento dejó de rezar por las vocaciones de sus hijos, hasta acompañar a su hija María en el momento de su entrega a Dios. Con un futuro que pone en manos del Señor y con una felicidad llena, María dice riendo: “El Señor está conmigo en mi corazón”.

 

ARCORES Venezuela espera beneficiar a más de 150 personas al mes.

La crisis en tema de alimentación que sufre actualmente Venezuela está llegando al máximo grado de agudización, afecta a cada uno de los estratos sociales que conforman al país caribeño, no solo se ve reflejado en las zonas más populares de Caracas, al este de la ciudad ya se observa esta realidad. En la Iglesia Parroquial Nuestra Señora de Guadalupe ubicada en las Mercedes, la familia Agustino Recoleta sigue presente, allí con el sentir agustiniano y trabajando en red, ARCORES impulsa una noble causa para hacerle frente al hambre y desnutrición, realizan todos los viernes una Olla solidaria en la que atienden a 50 personas fijas semanalmente.

El Pbro. José Alejandro Martínez, párroco de la iglesia, señaló que esta labor también se lleva a cabo gracias a la colaboración de la feligresía, tanto económicamente como en la ayuda humana. “Con el aporte de ARCORES se ha impulsado esta jornada que tanto se necesita en estos tiempos difíciles, no solo se da de comer, también se proporciona vestimenta y sobre todo se les brinda la palabra de Dios. A pesar de ser una parroquia que se encuentra al este de la ciudad, llegan personas con necesidades, es una realidad que nos está envolviendo a todos”, puntualizó Martínez.

El Fray incitó a incluir en el corazón la generosidad, que el sentir agustiniano crezca y se extienda a través de la acción social que ARCORES promueve para atender a los más vulnerables y de esta manera, ser una luz de esperanza. Elva Jiménez, quien es colaboradora de esta actividad solidaria, destacó que el recurso humano como ayudante e instrumento está presente a través de la feligresía que se ha sumado a esta noble causa. “Esta obra se ha mantenido por la gracia de Dios, la evangelización y el compartir cambia corazones”, señaló Jiménez.

La señora Carmen Carrasquero de 80 años de edad y quien tiene más de 8 años asistiendo a esta actividad, comentó que este beneficio es esencial para saciar el hambre del prójimo, pero a su juicio, el alimento mayor que reciben es el espiritual. “Aquí nos familiarizamos, tenemos una solidaridad con todos los compañeros, no es solo la comida que se recibe, si no el amor espiritual que nos llena”, detalló Carrasquero. Con el Aporte de ARCORES, se espera atender a más beneficiarios, entre 120 a 150 personas, esta cifra debido a que no cuentan con espacios físicos amplios.

carmen-carrasquero.jpg

Tomado de:arcores.org

Desde el 15 de abril la congregación ha celebrado su 15º Capítulo general en el que han participado 24 hermanas. Durante 21 días han analizado su realidad y decidido su futuro para los próximos seis años

La congregación de las Augustinian Recollect Sisters tienen desde el pasado domingo nueva Superiora general. Sister Lucena L. Antipala ha sido elegida para encabezar la congregación. Las 24 hermanas concluyeron de esta forma la celebración del 15º Capítulo general que ha tenido lugar en Tagaste Retreat House, en Tagaytay City (Filipinas), y que comenzó el 15 de abril. De esta forma, Sister Lucena L. Antipala sustituye a Mo. Maxima Pelaez, Superiora general de las Augustinian Recollect Sisters desde 2006 y que, tras dos períodos de mandato de seis años, no podía ser reelegida. La nueva Superiora general conoce la labor ya que durante los últimos años ha acompañado a Mo. Maxima Pelaez en el cargo de Vicaria general.

Sister Lucena L. Antipala ha sido elegida mediante un novedoso sistema de votación que la congregación ha utilizado por primera vez para escoger a la cabeza de las Augustinian Recollect Sisters. El sistema de votación electrónico e-voting, que ya había sido utilizado hace algunas semanas en el Capítulo provincial de San Ezequiel Moreno para elegir al Prior provincial, fue la herramienta usada para decidir la Superiora de las Sisters, quienes previamente habían recibido algunas clases para utilizar las máquinas.

Asimismo, el Capítulo general eligió a las seis hermanas que conformarán el Consejo general, que acompañará a la Superiora general y ejercerá la labor de gobierno de las Augustinian Recollect Sisters. Sister Marilyn N. Cula es la nueva Vicaria general y primera Consejera general. Completan el Consejo general Sister Mary Ann J. Lumactao, Sister Cleofe Maria Agua -hasta ahora Secretaria general-, Sister Cynthia F. Camuta, Sr. Ma. Irma L. Castrodes -también Ecónoma general- y Sister Maria Aurora M. Baygan -quien también se ocupará de la labor de Secretaria general-.

Durante 21 días, las 24 hermanas de la congregación creada por las hermanas Talangpaz han reflexionado sobre su labor pastoral, centrada principalmente en la educación. Analizando su presente y tratando de construir su futuro, las Augustinian Recollect Sisters han elaborado su nuevo proyecto basado en el Apostolado, el Gobierno y la Economía de la congregación, la Formación, la Vida en comunidad y la Oración. Pese a estar celebrando su Capítulo general, esto no impidió a las Augustinian Recollect Sisters participar en la celebración del 400 aniversario de la llegada de la Virgen del Carmen a Filipinas el pasado viernes. Las 24 capitulares estuvieron presentes en la procesión fluvial y la Santa Misa celebrada en Quirino Grandstand. Posteriormente acompañaron a la sagrada imagen en la peregrinación de regreso a la Basílica de San Sebastián de Manila.

Los religiosos agustinos recoletos de Filipinas han acompañado durante estos días a las hermanas de la congregación. Asimismo, toda la familia agustino recoleta de todo el mundo tuvo presente en sus oraciones a la Augustinian Recollect Sisters, pidiendo por los correctos designios del Capítulo general.

augustinian-recollect-sisters-capitulo-general.jpg

 

 

Los Agustinos Recoletos han programado una procesión fluvial y una gran peregrinación por la celebración el 4 de mayo del cuarto centenario de la llegada de la imagen. Llegó de manos de los misioneros agustinos recoletos y se conserva en la Basílica de San Sebastián. Se podrá obtener la indulgencia plenaria, otorgada por la Santa Sede para esta fecha

Los Agustinos Recoletos y la devoción a la Virgen del Carmen en Filipinas celebrarán este viernes su gran fiesta. Manila conmemorará el cuarto centenario de la llegada de la antigua imagen a la isla con un enorme programa de actos que tendrán como centro la venerada imagen que llegara de manos de los misioneros agustinos recoletos en 1618. La procesión fluvial y la posterior misa en Quirino Grandstand serán los actos centrales de la jornada festiva. Siendo patrona del mar, la Virgen del Carmen recorrerá las aguas de las islas desde la Basílica de San Sebastián, donde es venerada, hasta Quirino Grandstand. Será la procesión fluvial que comenzará a las 5 a.m. y que tendrá como culmen la celebración de la Santa Misa en el mismo lugar a las 6.30 a.m. Será presidida por el arzobispo Rómulo Geolina Valles, presidente de la Conferencia Episcopal de Filipinas.

Terminada la misa, la Virgen del Carmen emprenderá el regreso a la Basílica de San Sebastián en otro de los momentos históricos de la jornada. La antigua imagen recorrerá Manila en una gran peregrinación desde Quirino Grandstand. Se espera que miles de fieles y devotos acompañen la procesión que durará casi dos horas y media. Comenzará tras la finalización de la Santa Misa. A su llegada a la Basílica de San Sebastián, la sagrada imagen será expuesta nuevamente a la devoción de los filipinos, quienes podrán venerarla de cerca. Tras la celebración de la Eucaristía de acción de gracias a las 6 p.m., la Virgen del Carmen será devuelta nuevamente a su altar.

La Santa Sede concedió para 2018 el Año Jubilar, con motivo del cuarto centenario de la llegada de la Virgen a Filipinas. Por ello, se podrá obtener la indulgencia plenaria participando en la procesión o la misa del 4 de mayo, o acudiendo en peregrinación posteriormente a la Basílica de San Sebastián. El Prior general de la Orden de Agustinos Recoletos, Miguel Miró, ha pedido “unir todos nosotros nuestras voces y nuestro corazones al de María” participando en los actos del 4 de mayo presencialmente o mediante la oración. Por su parte, el Prior provincial de San Ezequiel Moreno, Dionisio Selma, ha invitado a toda la familia agustino recoleta al gran evento. No obstante, en una carta, pidió a los niños y ancianos que no acudan, dada la masiva confluencia de personas, y les invitó a participar en la vigilia de oración que tendrá lugar la noche previa.

Esta peregrinación extraordinaria se volverá a repetir, como cada año, el próximo 16 de julio, festividad de la Virgen del Carmen. Nuevamente, la imagen saldrá en procesión por las calles de Quiapo.

 

400 años de devoción

La venerada imagen de la Virgen del Carmen llegó a Filipinas el 4 de mayo de 1618. Los misioneros agustinos recoletos la trajeron consigo desde México, donde había sido donada por los frailes carmelitas descalzos del Monasterio de San José como símbolo de hermandad. Comenzó a tener culto en la Iglesia de San Juan Bautista de Bagumbayan, hasta que en 1621 fue trasladada y entronizada en la iglesia de San Sebastián. Desde entonces, la devoción a la Virgen del Carmen fue creciendo, hasta el punto de que actualmente centenares de personas llevan consigo el ‘escapulario marrón’ de la Virgen. En 1991 fue coronada canónicamente por el Cardenal Sin, bajo la aprobación de San Juan Pablo II.

El 22 de abril en la festividad del Buen Pastor, se llevó a cabo la Posesión Canónica de FRAY JIMMY ALEXANDER OSORIO SALAZAR como nuevo párroco de la Parroquia San Ezequiel Moreno, PASTO, con la Eucaristía presidida por Monseñor Julio Enrique Prado Bolaños su Obispo. ¡Felicitaciones y buena labor!

Expresamos nuestros AGRADECIMIENTOS a Fray Sergio Orlando Gerena Barón, quien fuera párroco allí desde el año 2014 a 2018 y ahora sirve a la Comunidad de Suba trabajando como coordinador de pastoral en el colegio Agustiniano.

El obispo agustino recoleto de Lábrea, Mons. Santiago Sánchez, presidió la marcha de oración desde la Catedral de la prelatura hasta la Iglesia donde descansan los restos de la Hermana Cleusa. El pueblo labreense pide mantener viva la memoria de la misionera agustina recoleta por los indígenas, menores y ancianos que siguen siendo tratados injustamente

Han pasado 33 años del 28 de abril de 1984. Sin embargo, la memoria y las reivindicaciones de la Hermana Cleusa Carolina Rody Coelho -misionera agustina recoleta- siguen estando intactas más de tres décadas después de su martirio. La Prelatura de Lábrea celebró el pasado sábado el aniversario de su asesinato insistiendo en mantener vivo su recuerdo, pues las injusticias continúan ocurriendo en esta zona de Brasil. Las distintas celebraciones que se sucedieron destacaron su sí generoso a Dios, sus virtudes de santidad y su martirio. Esto último está siendo investigado por la Congregación para la Causa de los Santos de la Santa Sede.

La acto central del 33er aniversario de la muerte de la misionera agustina recoleta fue la caminata de oración que, como viene siendo habitual, celebra la Prelatura desde la Catedral hasta la Iglesia de Nuestra Señora de Fátima, donde descansan los restos de la Hermana Cleusa. Durante la marcha, decenas de personas reflexionaron en torno al tema de oración : “Felices los que promueven la paz” (Mt 5,9). Varias personas llevaron a hombros una barca -donde fue asesinada- con una imagen de Cleusa.

Se destacaron durante la reflexión “datos relevantes de la violencia en Brasil y hechos de la vida de Cleusa que ayudan a superar la violencia a partir de su ejemplo de mujer pacificadora”, según recogen los medios oficiales de la Prelatura de Lábrea. La Hna. Eremita Brites, misionera agustina recoleta, dio la bienvenida a todos los asistentes en la Catedral, pidiendo celebrar “el martirio de la Hermana Cleusa como forma de no acallar la lucha en favor de la vida, la justicia y la paz”.

La caminata concluyó frente a su sepultura. El obispo agustino recoleto de Lábrea, Mons. Santiago Sánchez, presidió la eucaristía, acto principal de la jornada de recuerdo y celebración. Santiago Sánchez resaltó que la Hermana Cleusa “nos enseñó a amar a todos como hermanos y luchar contra las injusticias y todas las formas de violencia”. Emotivo fue el momento en que el prelado de Lábrea despidió a la misionera agustina recoleta Jacira Bering, quien dejará próximamente la misión. Bering expresó emocionada que Lábrea y sobre todo el testimonio de fe de la Hermana Cleusa fueron decisivos en su vocación y en la respuesta que dio a los proyectos de Dios.

El presidente de la Comisión Misionera Parroquial (COMIPA) de Lábrea, Marcelo Viana, destacó que “muchas personas admiran a Cleusa por su testimonio de fe hasta dar su vida; la respetan como mujer activista bandera de lucha en favor de los más pobres y marginados; la veneran como santa por su testimonio y virtudes de santidad y piden su intercesión”. “No podemos dejar que se apague su memoria una vez que su sangre fue derramada; debemos continuar clamando por la paz y la justicia cuando los indígenas sufren la omisión de los poderes públicos, los niños siguen siendo abusados y los ancianos siguen siendo maltratados”. 

En los días previos, en todas las parroquias de Lábrea se realizó el triduo de preparación para la fiesta con el objetivo de que el testimonio de la mártir no se pierda. Asimismo, en los programas de radio se emitieron temas de reflexión y recuerdo de la vida de Cleusa.

Los cuatro religiosos que conforman la primera comunidad de Agustinos Recoletos en Cuba han celebrado especialmente la Semana Santa en las tres parroquias que tienen encomendadas. Han conocido durante estos días la realidad de muchas personas, lo que les ha hecho vivir “un verdadero Viacrucis con Resurrección”

La celebración de la Semana Santa y la Pascua ha sido especialmente importante para la primera comunidad de Agustinos Recoletos en Cuba. Los cuatro religiosos, adaptándose a su nueva labor en Antilla tras su llegada en febrero, han celebrado en las tres parroquias que tienen encomendadas los misterios centrales de la fe cristiana.

La falta de medios de transporte para desplazarse todos los días y conocer la realidad ha sido lo que ellos mismos han valorado como “un verdadero Viacrucis con Resurrección”. Además, han visitado a los enfermos y a católicos que vivían alejados de la Iglesia. “Entrar en contacto con esta realidad y preparar las celebraciones de estos días santos hicieron reflejar cada estación del Viacrucis”, dicen. “Saber que siempre es posible levantarse tras una o más caídas, recibir la atención de una “Verónica” o la ayuda de un cirineo; la esperanza y fortaleza de quien a pesar de sus dificultades, atiende a su ser querido enfermo… sería demasiado detallar todas las historias”.

Los cuatro agustinos recoletos –Jairo Gordillo, Joel Naranja, Noé Servín e Ismael Xuruc– celebraron los oficios en sus parroquias de Nuestra Señora del Carmen, en Antilla; Espíritu Santo, en Tacajó; y Sagrado Corazón, en Báguanos. Noé Servín e Ismael Xuruc se vieron obligados a pasar los días centrales de la Semana Santa lejos de la comunidad de Agustinos Recoletos, en sus parroquias, debido a que se encuentran a gran distancia de Antilla. “Ha sido una experiencia llena de evangelio y de vida”, resumen. “La disposición y la esperanza en Dios nos anima en nuestra labor de misioneros” y añaden: “No es casualidad que estemos aquí sino voluntad de Dios para que demos testimonio de Él”.

Los Agustinos Recoletos, adaptados en Cuba

Desde su llegada a mediados de febrero, los cuatro misioneros agustinos recoletos han participado en los encuentros mensuales de los religiosos y religiosas de la diócesis, ha sido una gratificante experiencia de comunión. Una vez que Mons. Emilio Aranguren les recibió y les indicó su labor, iniciaron su tarea de evangelización y catequesis  en las parroquias de Antilla, Tacajó y Báguanos.

En Antilla ya se tiene eucaristía todos los días excepto los lunes, algo que ha sido acogido favorablemente por la comunidad parroquial. En las otras dos parroquias, además de los domingos, celebran eucaristía y adoración eucarística los jueves. La asistencia a retiros, charlas y reuniones con sacerdotes y laicos les ha ayudado a ir conociendo la realidad humana, social y religiosa de la diócesis de Holguín.

Cuba-Semana-Santa-2018-1-1024x640.jpeg

Cuba-Semana-Santa-2018-2.jpeg

El trabajo en equipo, la misión compartida con los laicos, y el buen funcionamiento del consejo económico y el consejo pastoral son las prioridades sobre las que trabaja el Secretariado General de Apostolado Misional y Ministerial para las parroquias de Agustinos Recoletos; en la línea de lo que está indicando el Papa Francisco durante la Pascua y su pontificado

El Papa Francisco se ha dirigido directamente a las parroquias durante su pontificado, pidiendo una Iglesia en salida que abandone “tradiciones fosilizadas”. Concretamente, el Santo Padre pide una “Iglesia-hospital”, una Iglesia abierta al diálogo, una “Iglesia-pastor”, de “encuentro afectuoso” y “que va a los pobres” comprometida  con la justicia social y con sus fieles. Concretamente durante esta Pascua, Francisco habla de “dejar que Jesús venza esa pusilánime actitud que tantas veces nos rodea e intenta sepultar todo tipo de esperanza”. Insistiendo en un cambio de actitud de todos -los pastores, los primeros-, el Papa afirma que la Resurrección de Cristo “sostiene nuestra esperanza y la transforma en gestos concretos de caridad”.

En esta línea, el Secretariado General de Apostolado Misional y Ministerial, por el que se rigen las parroquias de Agustinos Recoletos de todo el mundo, viene trabajando para hacer iglesias que sigan las peticiones del Papa Francisco. En un encuentro mantenido los días previos a Semana Santa en Sao Paolo (Brasil), los miembros del secretariado revisaron el ideario de pastoral, los estatutos de misiones y el plan de acción del secretariado para este sexenio, según las encomiendas del Capítulo general celebrado en 2016 en Roma.

Las tres prioridades que se han marcado están ya presentes en las parroquias y misiones de la Orden: el trabajo en equipo, la misión compartida con los laicos, y el buen funcionamiento del consejo económico y el consejo pastoral. La formación de laicos de las parroquias y la apuesta de realizarlo a través de la plataforma redcear.com es otro de los puntos de trabajo. Se trata de optimizar todos los recursos que la Orden va ofreciendo y ponerlos a disposición de las personas que trabajan en los ministerios. La catequesis de iniciación cristiana es otro elemento básico para que los laicos sean formados desde una experiencia de encuentro con Jesús. 

También se continúa insistiendo en la buena sintonía que debe existir con las directrices de la Iglesia, algo que enriquece como agustinos recoletos, y da oportunidad para ofrecer algunos elementos esenciales de la identidad carismática. Se puso atención en el encuentro a que una parroquia agustino recoleta tiene que ofrecer la propia espiritualidad y facilitar que sean creadores de comunión, como así pidió el Papa Francisco a los Agustinos Recoletos.

El secretariado general también trató la celebración mensual en todas las comunidades del “día misional” y la conveniencia de promover el voluntariado misionero seglar a través de ARCORES, red internacional de solidaridad de la familia agustino-recoleta.  También se quedó de acuerdo que el día anual de oración y captación de fondos por las misiones se debe implementar con la Jornada de corazón solidario que ya se viene realizando pero que necesita del compromiso de todos.

reunion-apostolado-misional.jpeg

 

InicioAnterior12345SiguienteFinal
Página 1 de 5