Para ver el contenido del documento dar click aquí.

 

arcores-corazon.jpg

70 AÑOS DE PRESENCIA EVANGELIZADORA DE LA OAR, PROVINCIA NUESTRA SEÑORA DE LA CANDELARIA  EN  LA  PARROQUIA DE SAN JOAQUIN, BARRIO LAS FERIAS, BOGOTA (14 SEPTIEMBRE 1948-2018)

Diversas actividades se llevaron a cabo desde Enero del presente año con motivo de los setenta años de la Parroquia de San Joaquín. Muchas fotos, videos,  comentarios,  y felicitaciones recibidas, alusivos a  esta celebración,  se pueden consultar en la página web de la parroquia, que pueden consultarse en Facebook bajo el nombre de  Parroquia San Joaquín de las Ferias. https://es-la.facebook.com/parroquiasan

Con tal motivo, hasta la Provincia de la Candelaria se ha manifestado muy generosa y atenta a las múltiples necesidades que tenían la torre y el templo parroquial, pues se ha encargado de todas las labores de su reestructuración y embellecimiento cuyos trabajos están por concluir, iniciados a mediados del mes de Julio. En el Cor Unum del mes de diciembre aparecerá un artículo alusivo a  los 70 años de presencia evangelizadora Agustino Recoleta en esta parroquia, elaborado por el P. Facundo Suárez C., OAR.

Damos gracias a Dios y esperamos que estos esfuerzos y labores contribuyan a un mejoramiento en la  pastoral evangelizadora, catequética, apostólica  y misionera  en todos sus ámbitos PROFETICO Y EVANGELIZADOR, LITURGICO Y SACERDOTAL Y DE SERVICIO Y COMUNIÓN. Que el espíritu  fraterno de integración  y espiritualidad agustiniana siga resplandeciendo en todas nuestras actividades apostólicas, y más en este año en que se celebran los setenta (70) años de presencia evangelizadora, catequética, apostólica  y misionera  de la Comunidad  OAR en esta parroquia, la cual está desde sus inicios en el barrio Las Ferias de Bogotá D.C. Colombia. 1948-2018

FOTO  70 AÑOS SAN JOAQUIN 1948-2018.jpg

 

 

 



 

Las Parroquias SAN JOAQUÍN en el Barrio las Ferias y NUESTRA SEÑORA DE LA CONSOLACIÓN en Boyacá, cumplieron 70 años de presencia agustino recoleta: ¡EVANGELIZANDO!. El 12 de septiembre de 1948, la Santa Sede autorizó la entrega de estas vicarias a la Comunidad de Agustinos Recoletos. Después de varios años de labores apostólicas, se establecieron oficialmente como parroquias, el 8 de diciembre de 1960 Monseñor Luis Concha bendijo e inauguró la Parroquia de la Consolación y el 23 de octubre de 1953 por decreto de la Curia Arzobispal fue creada la Parroquia San Joaquín. ¡FELICITACIONES!

Los Agustinos Recoletos llegaron a China en 1924. Durante casi un siglo, los misioneros han evangelizado distintos puntos del gran país asiático no sin dificultades

Desde 1650 se tiene constancia de los anhelos de entrada en China de misioneros recoletos. Fue en 1924 cuando los primeros agustinos recoletos se establecieron en el país. Francisco Javier Ochoa -entonces superior de la misión y posteriormente nombrado obispo-, Mariano Gazpio, Luis Arribas y Mariano Alegría fueron los primeros religiosos que asumieron el reto de  de llevar el Evangelio a China. Desde entonces, los Agustinos Recoletos han sido protagonistas en primera persona de la historia que la Iglesia y China han ido escribiendo.

Quien conoce los comienzos y el recorrido de la misión de Agustinos Recoletos en China es el agustino recoleto Javier Pipaón, Prior general entre 1986 y 1998. “El catolicismo en China siempre ha tenido muchas trabas”, afirma. La explicación de lo ocurrido en los 94 años de historia de la misión es complicada. Ha habido etapas de aparente libertad, según explica, pero también se han dado momentos de gran represión y violencia.

Comienza recordando que con Mao Zedong, “la religión estuvo muy cohibida. “Fue terrible la persecución que la Iglesia sufrió”, indica. Miles de cristianos murieron a causa de su fe, entre ellos seis agustinos recoletos. “Con la llegada de Deng Xiaoping, disminuyó la presión sobre la Iglesia, fueron recuperadas iglesias…”. Desde entonces, Pipaón indica que ha sido un tiempo de “aparente” normalidad. “En unos puntos era real pero en otros solo aparente, porque el Gobierno comunista siempre ha tenido la religión como algo extranjero”, dice. Esta es la principal explicación, según el Prior general, de que la Iglesia haya estado cohibida.

El pasado 22 de septiembre se daba a conocer el acuerdo provisional entre la Santa Sede y el país asiático, mediante el cual la Iglesia reconocía los obispos nombrados por el Gobierno chino. En el comunicado de la Oficina de Prensa de la Santa Sede donde se anunciaba el acuerdo provisional, se indicaba que el Papa Francisco “ha decidido readmitir en la plena comunión eclesial a los obispos ‘oficiales’ ordenados sin mandato pontificio”. La “chinización” es uno de los problemas más grandes a los que se enfrenta la Iglesia, según Javier Pipaón. “La chinización no es vestir al estilo chino, ni poner en chino la música; la chinización consiste en acomodar el Evangelio al marxismo”. En ese sentido, asegura que ha habido “una continua incompatibilidad” entre los que defendía la colaboración con el Gobierno y los que deseaban ser más fieles al Papa. 


“Los Agustinos Recoletos fueron a China con el Evangelio”

A China los Agustinos Recoletos no llegaron como una compañía que abre una nueva sucursal en un punto del planeta. “Vamos con el Evangelio como los apóstoles: San Andrés a la India, San Pablo y San Pedro a Roma… Nosotros llevamos el Evangelio a China”, afirma. ¿Por qué los Agustinos Recoletos comenzaron su labor en China? “Es una nación con una inmensidad de población y nos parecía un lugar de trabajo y de entrega por el Evangelio. Con esas miras se tomó la decisión de fundar en China”. Javier Pipaón ensalza sobre todo los elegidos para los comienzos de esa misión. “No fueron muchos pero fueron escogidos de entre lo mejor: jóvenes de una coeficiente intelectual y de conducta alto”.

Durante su etapa como Prior general, apostó y visitó la misión de los Agustinos Recoletos en China. No obstante, era algo complicado ya que los permisos no se concedían con facilidad. Durante muchos años los misioneros estuvieron aislados. Cuenta Pipaón que cierta ocasión, estando en Filipinas, deseo viajar hasta China para visitar a los agustinos recoletos que trabajaban en la misión pero no fue posible. Sobre los seis mártires, Javier Pipaón asegura que el Vaticano ha aconsejado que se guarde toda la documentación hasta el día que sea posible y prudente comenzar el proceso de canonización. Ese día por el momento no ha llegado. 

Los Agustinos Recoletos atienden actualmente en China nueve parroquias y dos guarderías. Se encuentran distribuidos en tres diócesis vecinas: Shangqiu, Heze y Kaifeng. En las últimas décadas se recuerda de manera especial la labor de los dos obispos recoletos Nicolás Shi y José Wang. Nicolás Shi fue obispo, superior religioso con amplias competencias, formador. Con él surgieron vocaciones, conversiones, devoluciones y construcciones de iglesias y catedrales, reducción significativa de la presión política, nuevas posibilidades de comunicación y formación, colaboración en proyectos de desarrollo… Por su parte José Wang falleció en Hezé el 27 de julio de 2004, después de una tarea incansable y de un trabajo ímprobo, una vida llena de testimonio y vigor. Ellos fueron el cauce de unión entre la antigua misión de Kweiteh y la actual diócesis de Shangqiu, entre la época de incomunicación y persecución con el hoy de esperanza y futuro.

El Encuentro Internacional de Centros de Espiritualidad Agustino Recoleta concluyó con la bendición del cuadro del obispo agustino recoleto Mons. Alfonso Gallegos, declarado Venerable y cuyo proceso de canonización continúa abierto. Es obra de Jaime Domínguez, quien anteriormente ha realizado diez obras de santos agustinianos

Fue en las parroquias de San Miguel y Cristo Rey, en la diócesis de Los Ángeles (California), donde el agustino recoleto Alfonso Gallegos Apocada iniciaría su labor como creador de puentes de comunión y reconciliación. En estas parroquias la mayor preocupación de Alfonso fue la educación de los jóvenes y crear alternativas a las peligrosas bandas en las que se agrupaban ellos. En 1979 el Papa Juan Pablo II lo nombró obispo auxiliar de la diócesis católica de Sacramento. A partir de ese momento se convertiría en un verdadero testigo y profeta de comunión. Siendo ya obispo, empleaba gran parte de su tiempo junto a los feligreses latino-americanos, a quienes visitaba frecuentemente en sus lugares de trabajo, defendiéndoles ante las autoridades civiles. Pasaba muchas horas de la noche con los jóvenes en los parques, animándolos a dejar las drogas y otras actividades criminales, invitándoles a misa y a hacer un mayor esfuerzo por construir un mejor futuro. Muchos de ellos vieron en él un padre que se interesaba por ellos y los escuchaba. Durante esa época, de forma insistente, defendió insistentemente el derecho a la vida. Todo el mundo tenía lugar en su agenda: pobres, enfermos, personas mayores, jóvenes, presidiarios, independientemente de su religión, cultura y color.

Son algunos detalles de la vida del ya declarado Venerable, en cuyo honor se presentó el pasado 22 de septiembre una nueva pintura, obra del artista mexicano Jaime Domínguez. El Prior general, Miguel Miró, y Mons. Carlos Briseño, obispo auxiliar de Ciudad de México, bendijeron el cuadro dedicado al obispo agustino recoleto, que se suma a la ya amplia colección de cuadros de santos de la familia agustiniana realizados por Domínguez.

La presentación del cuadro se realizó en la clausura del I Encuentro Internacional de Centros de Espiritualidad Agustino Recoleta (CEAR), celebrado en la Casa de la Recolección de Cuernavaca (México). Los Vicarios de México y EEUU, Javier Acero y Marlon Beof, respectivamente, presentes en la celebración, manifestaron que Mons. Gallegos representa un puente de comunión entre el pueblo norteamericano y el latinoamericano. Desde el último Capítulo general en que se decidió la unión de la Provincia San Nicolás de Tolentino y la de San Agustín, las comunidades agustino recoletas de EE.UU. y México han iniciado una colaboración mucho más estrecha, tanto entre religiosos como en labores apostólicas.

En palabras de Javier Acero, “la figura del obispo Gallegos representa ese puente de comunión entre dos realidades cercanas pero, a la vez, alejadas por conflictos de carácter político y económico, que los agustinos recoletos estamos llamados unir desde nuestro ser creadores de comunión. Monseñor Gallegos constituye para nosotros un ejemplo de testigo y profeta de comunión”.

La pintura de Jaime Domínguez, como todas las de su colección de santo agustinianos, muestra el rostro de Alfonso Gallegos sobre un fondo amarillo modernista. Incluye en la obra, totalmente cuadrada, la frase del Venerable “todo está en manos de Dios” y su nombre en la parte inferior.

La causa de canonización de Mons. Alfonso Gallegos comenzó en noviembre de 2006 y, a lo largo de los últimos años, han sido varios los pasos que se han dado en el camino a los altares del “obispo del barrio”. Más de 130 personas que conocieron al “Father Al” se han ofrecido para tomarles declaración sobre sus virtudes. Y fue 17 de marzo de 2016 cuando la Comisión de los teólogos de la Congregación de los Santos aprobó la práctica heroica de las virtudes cristianas de Alfonso Gallegos. Los obispos y cardenales confirmaron lo mismo con sus votos favorables el 5 de julio de 2016, y el 8 de julio de 2016 el Papa Francisco autorizó a la misma Congregación para promulgar el decreto de sus virtudes heroicas, concediéndole el titulo de Venerable.

 

la pintura2.jpg

 

 

Dos agustinos recoletos han viajado al país para aprender el idioma y comenzar los trámites para iniciar la misión en el país. La Provincia San Ezequiel Moreno había dudado durante meses el país donde comenzaría la labor

Tras meses de análisis y debate, la Orden de Agustinos Recoletos expandirá su presencia a un país más. Indonesia será la nueva misión de los Recoletos. Así lo ha decidido la Provincia San Ezequiel Moreno, de la que dependerá esta nueva labor en el país. Dos religiosos agustinos recoletos, que se ofrecieron voluntarios para comenzar esta misión, se encuentran desde este jueves en Indonesia.

Russell Lapidez y Dominador Mercado, hasta ahora misioneros en Sierra Leona, viajaron junto al Prior provincial, Dionisio Selma, y Edgar Tubio, jefe de la sección de Apostolado misional. Durante los próximos meses, los dos agustinos recoletos designados para la misión residirán en el convento de los hermanos religiosos de ‘Kongregasi Hati Maria Tak Bernoda’ (Congregación del Inmaculado Corazón de María). Por el momento su labor será la de aprender el idioma Bahasa, aprender las costumbres del país y conocer la labor religiosa que se realiza en la Archidiócesis de Pontianak, donde se establecerán. Su obispo, Agustinus Agus, les ha recibido gratamente.

Será en 2019 cuando los Agustinos Recoletos se establezcan definitivamente en Indonesia. La primera comunidad en el país quedará constituida el próximo año, una vez se añada un tercer religioso de la Provincia y se conozca la labor pastoral que llevarán a cabo en la Diócesis. Así lo aclara el Prior provincial: “Aún no se establecerá una comunidad; se preparará para ello enviando a dos frailes a aprender el idioma”. De esta forma comenzará una nueva misión de la Orden de Agustinos Recoletos, la décima en todo el mundo, ampliando a 21 países su presencia.

La nueva misión de Indonesia cumple con el mandato del Capítulo general de 2016, que instó a la Provincia San Ezequiel Moreno a expandir su labor misional a otro país de Asia. Los superiores provinciales comenzaron a estudiar posibles países. En primer lugar fueron cuatro: Vietnam, Sri Lanka, India e Indonesia. El Capítulo provincial celebrado en febrero de 2018 aprobó la nueva misión sin aclarar el país: Vietnam o Indonesia. En la carta remitida al Prior general a finales de julio, en la que ya informaba de los planes a seguir, Dionisio Selma afirmó que finalmente la Provincia decidió Indonesia “por la disposición de la diócesis, el clima socio-político y religioso, y por el programa de trabajo de la misión, entre otros factores”.

Los dos agustinos recoletos se ofrecieron voluntarios tan rápido como conocieron el destino de la nueva misión. Russell Lapidez ha pasado ocho años en Kamabai (Sierra Leona), donde fue prior de una de las comunidades. Dominador Mercado también ha sido misionero en Sierra Leona durante siete años, siendo prior local de Kamalo.

Gracias a Dios nuestro Frailes van bien, aunque las dificultades por esas tierras cubanas abundan, Dios no deja de acompañarlos, animarlos y darles lo necesario para trabajar en la olvidada Cuba, la gente les acoge muy bien y con mucha esperanza. Les ofrecemos nuestra plegaria por el éxito de sus labores evangelizadoras.

El 7 de septiembre en el templo parroquial Santa Rita de Casia,El 7 de septiembre en el templo parroquial Santa Rita de Casia,Palmira, tendrá lugar el concierto de música sacra de todas lasépocas a las 4:45 p.m., coordinado por la comunidad local y supárroco Fray Juan Francisco Tinjacá Rodríguez.

 

Los agustinos recoletos de Filipinas celebraron el 250 aniversario de la llegada de los primeros religiosos a la isla de Bohol con motivo de la festividad de San Ezequiel Moreno. Tras superar la Rebelión de Dagohoy, los frailes recoletos evangelizaron el extenso territorio y construyeron numerosas parroquias y catedrales para los casi 250.000 boholanos. En 1937 abandonaron la labor pastoral

En 1768 entró en vigor el Real Decreto del Rey español Carlos III mediante el cual expulsaba a la Compañía de Jesús de las colonias españolas. Por este motivo, la isla de Bohol (Filipinas) fue entregada al cuidado pastoral de los Agustinos Recoletos. La evangelización era el objetivo primordial de los nueve frailes misioneros que llegaron a la isla filipina entre julio y noviembre del mismo año, durante la Rebelión de Dagohoy. Los agustinos recoletos de Filipinas han celebrado el 250 aniversario de la llegada de los agustinos recoletos a la misión de Bohol. Dos siglos y medio interrumpidos en 1898, cuando los misioneros se vieron obligados a abandonar la isla debido a la revolución filipina regresando cinco años más tarde, y en 1937, cuando los agustinos recoletos cedieron definitivamente sus ministerios al clero diocesano. Con motivo de la celebración de la festividad de San Ezequiel Moreno, el 18 y 19 de agosto se sucedieron las eucaristías y actos de conmemoración por este gran aniversario.

En los ocho ciudades de Bohol donde comenzó la misión de los Agustinos Recoletos se realizaron numerosas celebraciones. El Prior provincial de la Provincia San Ezequiel Moreno, Dionisio Selma, presidió dos de las eucaristías que tuvieron lugar en las catedrales de Talibon y Tagbilaran. En la primera, Selma bendijo y entronizó durante la celebración la imagen de San Ezequiel Moreno, santo agustino recoleto que comenzó su misión en Filipinas. En su festividad el 19 de agosto, Dionisio Selma celebró la eucaristía en Tagbilaran. En su homilía destacó el compromiso de los misioneros agustinos recoletos con la eucaristía como pan de vida. “Su fuerza, ¿de dónde provenía? Del pan eucarístico, que es Jesús”, dijo.

Con la frase “Gratitud por la fructífera evangelización de la isla de Bohol”, las distintas celebraciones resaltaron la importancia que han tenidos los agustinos recoletos en la evangelización de la población de Bohol. Al hilo de esto, todas las celebraciones destacaron además la celebración de la Expedición Vocacional OAR, enmarcada en este aniversario por la importancia que en la vocación agustino recoleta tiene la misión. Los agustinos recoletos estuvieron presentes en las celebraciones que tuvieron lugar en las ocho primeras ciudades de Bohol en las que se establecieron los misioneros: Jagna, Loboc, Dauis, Loay, Baclayon, Loon y Maribojoc, además de Tagbilaran y Talibon. En las parroquias de estos lugares, los religiosos agustinos recoletos de la Provincia San Ezequiel Moreno celebraron múltiples eucaristías junto a los sacerdotes diocesanos que actualmente se encuentran en estos lugares.

Los ocho primeros misioneros en Bohol

Fray Pedro de Santa Bárbara -nombrado Vicario provincial de la isla-, Fray Pedro de la Concepción, Fray Juan de San Ignacio de Loyola, Fray José de Santa Orosia, Fray Nicolás de la Asunción, Fray Julián de Santa Ana, Fray Manuel de la Consolación y Fray Carlos de San Miguel fueron los primeros recoletos que llegaron a Bohol. Los nueve frailes fueron encomendados a cada una de las nueve parroquias que los religiosos jesuitas habían levantado en la isla. Lamentablemente, el último de ellos, Fray Carlos de San Miguel, falleció dos meses antes de su asignación parroquial.

Los agustinos recoletos llegaron en plena Rebelión de Dagohoy, lo que supuso un auténtico desafío para los religiosos misioneros. Pese a ello, no cesaron en su labor evangelizadora hasta 1898 debido a la revolución filipina. Entonces, los recoletos dejaron 33 parroquias para los 249.994 boholanos. Solo fueron cinco años. Regresarían en 1904 para administrar los ministerios de Mabini, Valencia, Candijay, Clarçin, Dueron y Guindulman.

En 1937, los agustinos recoletos dejaron definitivamente Bohol. En esos 169 años desde su llegada, los Agustinos Recoletos establecieron parroquias y centros de oración en otras 27 ciudades de la isla. El historiador agustino recoleto Emilio Edgardo Quilatan aseguró que tras la marcha de la Orden, “la fe cristiana creció continuamente y siguió dando frutos en las vocaciones sacerdotales y religiosas”. La familia agustino recoleta sigue allí presente. Aunque la Orden de Agustinos Recoletos abandonó Bohol, siguen realizando su misión las Augustinian Recollects Sisters en Guindulman, Jagna y Talibon.

Imágen: Agustinos Recoletos Filipinas

La Parroquia San Agustín, Floridablanca, Bucaramanga, invita a la Eucaristía el 31 de agosto a las 7 p.m., para dar gracias a Dios por el premio alcanzado en el concurso de arquitectura CEMEX. Ese día se entregará una réplica del trofeo, a las personas que “regalaron una hormiga”. Esperamos su participación.

InicioAnterior1234567SiguienteFinal
Página 1 de 7