Con el fin de acercar un poco más las reflexiones del Prior General de la OAR a toda la familia recoleta, Miguel Miró graba un primer video con sus pensamientos sobre el último Capítulo General de la OAR.

 

La Orden Agustinos Recoletos Y la Casa de Profesos se complacen en invitarle a la solemne eucaristía la cual tendrá lugar la colación del Ministerio de Acolitado y el ministerio de Lectorado.
Lugar: Parroquia Nuestra Señora de la Consolación
Hora 5:30PM
Fecha 26 de Marzo de 2017
Carrera 73A # 69A-69
Barrio Boyacá Real, Bogotá D.C. Colombia.

Una de las decisiones del 55º Capítulo General de la Orden fue la de reestructurar los secretariados y organismos de la Orden, buscando en ellos más dinamismo y eficacia. Al frente de cada uno de ellos está un consejero general que, junto a un equipo de trabajo internacional, coordina el área concreta encomendada.

El Secretariado de espiritualidad y formación, encomendado a Fr. Francisco Javier Monroy, está dividido en cuatro secciones: formación inicial, formación permanente, espiritualidad y liturgia y fraternidad seglar agustino recoleta.

El Secretariado de apostolado, coordinado por Fr. Raúl Buhay, tiene tres secciones: apostolado ministerial, apostolado misional y apostolado educativo. Debido a la amplitud de la presencia educativa de la Orden en el mundo de la educación, esta sección está encomendada a Fr. Antonio Carrón.

El Secretariado de vocaciones y juventud, al frente del cual está Fr. Juan Pablo Martínez, tiene dos secciones: pastoral vocacional y juventudes agustino recoletas.

Además de los secretariados, el 55º Capítulo General determinó la creación de dos comisiones encargadas del apostolado social y de los medios de comunicación y publicaciones. El coordinador de ambas es Fr. Antonio Carrón.

Otros órganos importantes en la Orden, encomendados a Fr. José Ramón Pérez (vicario y ecónomo general), son el Consejo económico y de patrimonio, y los institutos de la Orden: el Instituto de Espiritualidad e Historia y el Instituto de Agustinología.

Fr. Gabriel Robles ha sido designado para ejercer como procurador ante la Santa Sede y vice-postulador para las causas de canonización. Fr. Javier Tello, secretario general, colabora estrechamente con los consejeros generales en el desempeño de sus funciones.

De acuerdo a las Constituciones de la Orden, los consejeros generales asisten al prior general en el gobierno de la Orden. Todos conjuntamente son intérpretes y fieles ejecutores de las Constituciones, del Código adicional y de las ordenaciones del capítulo general. Todos residen en Roma y están en continua comunicación entre sí para fomentar la vida y comunión en la Orden a partir de las responsabilidades encomendadas.

Cada uno de los secretariados y comisiones ya ha presentado una programación de reuniones para los próximos meses que buscarán, entre otras cosas, facilitar y dinamizar el proceso de unión de provincias y los diferentes ministerios de la Orden.

Los Teólogos de la Congregación para las Causas de los Santos aprobaron el 14 de febrero de 2017 las virtudes heroicas de la Madre Mariana de San José (1568 – 1638), fundadora de las Agustinas Recoletas

El 15 de febrero de 2017 Mons. Carmelo Pellegrino, promotor de la fe de la Congregación de las Causas de los Santos, comunicó al Postulador general de la Orden, P. Samson S. Silloriquez, , que el día anterior (14 de febrero) durante el Congreso presidido por el mismo promotor de la fe, los teólogos de la Congregación votaron por unanimidad (9 de 9) a favor de las virtudes heroicas de la Madre Mariana de San José, fundadora de las Agustinas Recoletas. Al conocerse el resultado, los mismos teólogos expresaron con un gran aplauso su complacencia por este reconocimiento. Entre los comentarios expresados en este Congreso se señaló que la Madre Mariana es una bella figura, humana y religiosa, con escritos muy importantes.

La apertura del proceso diocesano de la causa de esta Sierva de Dios tuvo lugar en el madrileño convento de la Encarnación el 27 de abril de 1993. Tres años más tarde, el 10 de julio de 1996, se celebró en el mismo escenario la sesión de clausura de la fase diocesana. Debe reconocerse, especialmente en la preparación y desarrollo de todo el proceso, la meritoria labor del Postulador general de la Orden en aquellos años, P. Romualdo Rodrigo y del P. Jesús Díez Rastrilla que investigó y los documentos y los organizó. Fruto de ese trabajo fue la cuidada elaboración de la Positio super virtutibus de la Madre Mariana, que sintetizaba los principales testimonios del proceso diocesano y que serviría de base al estudio de la causa por parte de los teólogos de la Congregación de las Causas de los Santos.

La Positio fue presentada en 2007 a la Congregación de las Causas de los Santos. Debe tenerse en cuenta que una peculiaridad de la causa de la Madre Mariana de San José es su condición de “histórica”, ya que pese al secular reconocimiento de la fama de santidad de la Madre Mariana entre las agustinas recoletas, su proceso de canonización se abrió formalmente más de tres siglos y medio después de su muerte. De ahí que un requisito fundamental era trabajar adecuadamente y con método científico tanto la biografía como la edición crítica de sus escritos. Todo ello debió ser presentado oportunamente a una comisión de historiadores nombrada por la Congregación de las Causas de los Santos, la cual emitió su voto a favor de la historicidad del trabajo el 30 de noviembre de 2007.

En este sentido, es importante señalar que tras la culminación, en 1996, de la fase diocesana del proceso de canonización se ha producido una notable bibliografía sobre la Madre Mariana de San José. Hay que destacar y reconocer la valiosa aportación del P. Jesús Diez Rastrilla, OAR al conocimiento de la figura y escritos de la Madre Mariana. Ha dedicado muchos años al estudio de estos escritos y al cuidado la edición crítica de los mismos. Fruto de ello fue la publicación de las Obras completas de la Madre Mariana de San José, en un volumen de 1538 páginas editado por la Biblioteca de Autores Cristianos (BAC Maior, 115) en 2014. En 2015 el P. Jesús publicó también en un volumen de la Colección Lámparas Ardientes un librito de 96 páginas, titulado Mariana de San José. Mística y fundadora. Finalmente, en 2016 la Biblioteca de Autores Cristianos publicó en la Colección Clásicos de la Espiritualidad, 35, un volumen de 309 páginas titulado Vida mística: experiencia y relato. Mariana de San José. Cuentas de conciencia y Comentario al Cantar de los Cantares, edición crítica, introducción y notas del P. Jesús Diez Rastrilla.

Una vez expresado el voto favorable de los teólogos de la Congregación de las Causas de los Santos sobre las virtudes heroicas de la Madre Mariana de San José, el paso siguiente será esperar la evaluación de dichas virtudes por una especial comisión de Obispos y Cardenales quienes, en el día indicado por el Prefecto de la misma Congregación, Angelo Cardenal Amato, SDB, darán su voto sobre las virtudes de la Sierva de Dios. Obtenido el voto favorable, como es de suponer que lo sea tras el de los teólogos, vendrá la confirmación y declaración de la heroicidad de las virtudes de la Madre por parte del Papa Francisco.

Próximamente se reunirá la comisión de Obispos y Cardenales. Esperemos también que pronto el Papa declare que la Madre Mariana de San José vivió con heroicidad las virtudes. Tras esta declaración, y en espera de que sea confirmado un milagro hecho por intercesión de la Madre –requisito para la beatificación–, se le podrá denominar “Venerable”.

Datos biográficos de la Madre Mariana de San José

Vida y fundaciones

Mariana de San José nació en Alba de Tormes (Salamanca), el 5 de agosto de 1568. A tierna edad murió su madre. Pasó su infancia entre Alba de Tormes y Ciudad Rodrigo, con su padre y con otros parientes. En 1577, tras la muerte de su padre, acaecida en 1576, fue llevada por sus familiares al convento de las Agustinas de Santa Cruz de Ciudad Rodrigo, donde tenía dos tías, hermanas de su padre, y una hermana poco mayor que ella. Otras dos hermanas estaban en otro convento, el de las Franciscanas de la Madre de Dios en Coria (Cáceres). A la edad de 18 años renunció a cualquier posibilidad de matrimonio y tomó el hábito de Agustina. El 21 de febrero de 1587 hizo la profesión religiosa.

No fue fácil su vida en el convento de Ciudad Rodrigo, pues Dios la purificó con no pocas pruebas. Entre momentos de fervor, tentaciones, sequedades y tribulaciones fue madurando su espíritu. La vida austera, la lectura de libros espirituales, sobre todo los escritos de Santa Catalina de Siena, las vidas de los santos y las obras de Santa Teresa, y las penitencias que se imponía o le enviaba el Señor la fueron madurando para la vida mística, que crecerá extraordinariamente cuando inicie la vida de recoleta.

Las monjas descubrieron las virtudes de Mariana y la eligieron primero Maestra de novicias y después Priora (1599-1603). Entre tanto el Provincial de los Agustinos de Castilla, Padre Agustín Antolínez, proyectaba abrir un convento de Monjas Recoletas. Le ofrecieron uno en Éibar. Entre las cuatro elegidas para iniciar la Recolección de las Monjas Agustinas estaba la Madre Mariana, que aceptó formar parte del grupo. El 8 de mayo de 1603, con otras tres mojas y algunas jóvenes aspirantes, comenzó su andadura el convento de Eibar. Un año más tarde, el 23 de mayo de 1604, la Mariana profesó como Agustina Recoleta y trueca sus apellidos por el de “San José”. En adelante se llamará Mariana de San José.

Un año después, la Madre Mariana fundó otro monasterio recoleto en Medina del Campo, a los que siguieron otros en Valladolid, Palencia y finalmente el de la Encarnación en Madrid. La reina Margarita de Austria, que la había conocido en Valladolid y sabía también del estilo de vida que había establecido en sus monasterios, pensó en ella para la revitalización del monasterio de recoletas de Santa Isabel, fundado por san Alonso de Orozco. El monasterio atravesaba un momento de crisis. Para ayudarle a superarla lo tomó bajo su protección y puso de Priora a la Madre Mariana, a quien confió también la Encarnación, el monasterio nuevo que se proponía construir. En junio de 1611 se colocó la primera piedra del monasterio de la Encarnación. Desgraciadamente, la reina moriría poco después, en octubre de 1611. Su esposo, el Rey Felipe III, se hizo cargo de la construcción del monasterio, donde se establecerá la Madre Mariana con la comunidad en julio de 1616.

El Rey, a imitación de su esposa, y muchos notables de Madrid y autoridades eclesiásticas, incluido el nuncio de Su Santidad, visitan a la Madre Mariana para pedirle consejo. Tenía gran ascendencia en la comunidad y entre la gente que la visitaba, pero llevaba una vida austera y escondía los dones y gracias místicas que Dios le concedía. Pasó en el monasterio de la Encarnación 22 años dedicada a la penitencia y a la oración. Murió el 15 de abril de 1638.

Fue sepultada en la bóveda destinada a enterramiento de las monjas, y pocos años después fue exhumada y colocada en un lugar más digno. En 1644 fue reconocido su cadáver por tres médicos, que certificaron que estaba incorrupta. A través de los años su cuerpo ha sido reconocido varias veces.

Fama de santidad

La Madre Mariana de San José fue ciertamente una gran asceta. Sus ansias de perfección la incitaron siempre a mortificar sus apetitos y a elegir una vida austera: largas horas de oración, mortificación en la comida y en el sueño, disciplinas. Dios le concedió gozar de dones y gracias místicas, comunicaciones internas, cambio de corazón, experiencias inefables, matrimonio espiritual.

Sus escritos y consejos la acreditaron como una de las más insignes místicas del Siglo de oro español, comparable con santa Teresa y San Juan de la Cruz.

fuente:agustinosrecoletos.com

Con la concurrida participación de peregrinos de Boyacá y otras partes del país, como es costumbre, el pasado 2 de febrero se celebró la fiesta en honor de Nuestra Señora de la Candelaria en el Convento Noviciado del Desierto de la Candelaria. Presidió la misa mayor en la plazoleta del convento el señor obispo de la Diócesis de Chiquinquirá, Mons. Luis Felipe Sánchez, con la concelebración del padre provincial, fray Albeiro Arenas Molina y varios sacerdotes agustinos recoletos y también carmelitas y diocesanos, incluido el párroco de Ráquira.

Una soleada mañana sirivió de marco para la solemne eucarístia campal. Se celebraron misas cada hora desde las cinco de la mañana y hubo confesiones todo el día. Miles de peregrinos aprovecharon la oportunidad para visitar el santuario y recibir los sacramentos, así como encargar misas, salves y responsos por sus intenciones. De esta forma se vivió con fervor y devoción la solemnidad de la Presentación del Señor y la jornada de oración por la vida consagrada.

Recordemos que en este lugar se venera la imagen original de la Virgen de la Luz de la Candelaria, obra en oleo sobre madera pintada por el artista italiano Francisco del Pozo en 1597, por encargo de los ermitaños que habían acudido a las inmediaciones del río Gachaneca para llevar una vida retirada del mundo y quisieron encomendar su vocación y misión a la protección de la Madre del Cielo.

Que el Señor conceda a todos los peregrinos, por intercesión de Nuestra Señora, todo aquello que convenga para mayor gloria de Dios y santificación de las almas.

IMG 20170202 113815  IMG 20170202 114402 IMG 20170202 114411

 

Nos preparamos para la Fiesta en honor a nuestra Señora de la Candelaria, con la novena. De manera especial en los ministerios del Desierto de la Candelaria, Convento Santa Cruz de la Popa en Cartagena, Templo de la Candelaria en Bogotá y las parroquias Nuestra Señora de la Candelaria ubicadas en Yopal y Orocué. Este año acompañaran la celebración los Coristas: 2 en Cartagena, 2 en el Centro y 3 en el Desierto. En la Secretaría Provincial se encuentra a la venta la novena en honor a Nuestra Señora de la Candelaria. ¡Buena Novena y Felices Fiestas!

Las comisión para la unión de las provincias de Nuestra Señora de la Candelaria y Nuestra Señora de la Consolación y la comisión para la unión de las provincias de Santo Tomás de Villanueva, Santa Rita de Casia y San José han nombrado subcomisiones de trabajo, han establecido una hoja de ruta para llegar a la unión en 2018 y han enviado un mensaje a los hermanos.

El 55º Capítulo general que se celebró en Roma del 3 al 26 de octubre de 2016 determinó que la Orden se organizara en cuatro provincias. Siguiendo las decisiones capitulares, el Prior general, Miguel Miró, nombró tres comisiones con el fin organizar el proceso de unión, preparar un proyecto de reestructuración de las provincias y elaborar un Proyecto de vida y misión de las nuevas realidades provinciales para presentarlo al próximo capitulo provincial.

Reunión en Bogotá y encuentro del prior general con los religiosos de Colombia

Del 17 al 19 de enero n la nueva curia provincial de Bogotá se reunió bajo la dirección del Prior general la Comisión para la unión de las provincias de Nuestra Señora de la Candelaria y de Nuestra Señora de la Consolación. Forman parte de esta comisión los dos priores provinciales –Albeiro Arenas y José María Aguerri– y otros seis religiosos responsables del apostolado, la formación y la economía de cada una de las provincias.

Se nombraron cuatro subcomisiones: parroquias y misiones; apostolado educativo; espiritualidad, formación y vocaciones y economía. Estos grupos de trabajo estarán coordinados por los miembros de la comisión.

La Comisión ha enviado un Mensaje a los religiosos de las dos provincias, en él se destaca: “Tenemos claro que una provincia, “parte jurídica de la Orden”, no lo es todo. Pero queremos aprovechar la coyuntura y ver en todo este trabajo una disponibilidad de crear una nueva estructura humana y jurídica, a la que le demos vida y que nos permita recuperar lo más evangélico. En definitiva, comenzar a pensar como una provincia unida. Se nos plantea, pues, un interrogante: ¿cómo articular un grupo humano tan diverso en un proyecto común marcado por el LV Capítulo General?. Es un reto para todos”.

El Prior general tuvo dos encuentros, los días 20 y 23 de enero, con los religiosos de Colombia. Expuso la experiencia de comunión que supuso el capítulo general, escuchó a los hermanos y les animó a tener amplitud de miras y a sentirse felices por ser agustinos recoletos.

Reunión en Lima de la comisión para la unión de las provincias

Del 25 al 27 de enero en el teologado Santa Rita de Lima se reunió, presidida por el Prior general, la comisión para la unión de las provincias de Santo Tomás de Villanueva, Santa Rita de Casia y San José. Forman parte de esta comisión los tres priores provinciales –Carlos María Domínguez, Nicolás Pérez Aradros y Daniel Ayala­– y otros seis religiosos.

Se nombraron seis subcomisiones: vocaciones y juventud; espiritualidad, formación inicial y permanente; apostolado ministerial y misiones; apostolado educativo; economía, y medios de comunicación social. Estos grupos de trabajo estarán coordinados por los miembros de la comisión.

La Comisión ha enviado un Mensaje lleno de esperanza a los hermanos de las tres provincias: “Queremos secundar la acción del Espíritu, verdadero protagonista por revelarnos el designio y sueño de Dios para nuestra Orden. Somos conscientes que los desafíos y horizontes que se nos abren son ilusionantes y generadores de vida, pero no somos menos conscientes de las dificultades y piedras que podemos encontrar por el camino. Nada nos puede frenar en el empeño de ser aquello a lo que Dios nos llama en este momento concreto de nuestra historia: testigos y constructores de comunión”.

En el mismo Mensaje aplican a la Orden las palabras del Papa Francisco: “Estamos llamados a construir y reconstruir, sin desfallecer, caminos de comunión, a construir puentes de unión y superar las barreras que nos separan”. Proponen como herramientas para construir la comunión: memoria agradecida, espíritu de fe, amor misericordioso, esperanza, diálogo, testimonio.

Concluyen el Mensaje con estas palabras: “Es tiempo de preguntarse: ¿con qué cuento yo para construir y sembrar comunión? ¿Qué me pide Dios en este momento crucial de nuestra Recolección? ¿Qué estoy dispuesto a dar? Todos somos importantes, los hermanos enfermos ofreciendo sus padecimientos por los frutos de la unión de las provincias; los ancianos contribuyendo a mantener viva la memoria agradecida de nuestra historia, iluminándonos con la sabiduría que traen los años y la experiencia; los jóvenes contagiándonos su entusiasmo y ayudándonos a mirar sin prejuicios hacía “lo nuevo” que Dios quiere hacer. Los religiosos con más años de profesión, aportando madurez, generosidad y entrega, y todos, sintiéndonos protagonistas de esta historia que Dios quiere escribir a través de nosotros, sus deficientes instrumentos, pero escogidos por El para ser sus testigos de comunión”.

Luego que la Comisión presidida por el Prior General y los 2 provinciales para la unión de las provincias, realizará la 1 a reunión, del 16 al 19 de enero de 2017 en la Curia Provincial de Bogotá, con muy buenos resultados. El Prior General viajó a Perú el 24 de enero, para continuar con el trabajo del proceso de reestructuración de la Orden. Gracias Fray Miguel Miró por estar con nosotros y explicarnos a todos este arduo trabajo de reestructuración OAR. ¡Oramos por el éxito en sus tareas!

Durante los días 17-19 de enero de 2017, en Bogotá se reunirá la Comisión nombrada para la Unión de las Provincias de Nuestra Señora de la Candelaria y Nuestra Señora de la Consolación, la cual esta bajo la dirección del Prior general, y buscará organizar el proceso de unión y preparar el capítulo provincial.

Dicha comisión está integrada por:

Fr. Albeiro Arenas Molina                  Prior Provincial Provincia La Candelaria

Fr. José María Aguerri Santos          Prior Provincial Provincia La Consolación

Fr. Jesús Javier Zoco Salvador

Fr. Alonso Restrepo Mesa

Fr. Pedro Gregoria Rivas Durán

Fr. Lorenzo Pérez de Eulate Bermejo

Fr. Héctor Manuel Calderón Muñoz

Fr. Javier González Velásquez

Será tarea de cada una de las comisiones preparar un proyecto de reestructuración, cuidar la gradualidad del proceso y elaborar un proyecto de vida y misión para su  respectiva nueva realidad provincial (Cf. Proyecto de vida y misión de la Orden, A5, A6, A7). La comisión podrá nombrar subcomisiones de trabajo para el estudio de cada uno de los temas que consideren oportunos.

Confiamos en la oración de todos los hermanos, especialmente los enfermos y ancianos,

para que sea el Señor quien guíe nuestro proceso de revitalización humana, espiritual y pastoral.

MENSAJE A LOS RELIGIOSOS DE LAS PROVINCIAS  NUESTRA SEÑORA DE LA CANDELARIA Y  NUESTRA SEÑORA DE LA CONSOLACIÓN

InicioAnterior12345SiguienteFinal
Página 1 de 5