Viernes, 10 May 2019 09:53

La relación del acompañamiento orientada al discernimiento y la decisión vocacional Destacado

Escrito por
Valorar este artículo
(1 Votar)

Los promotores vocacionales de la Orden de Agustinos Recoletos han comenzado a asumir las directrices que marcó el Sínodo de los Jóvenes de 2018 y la exhortación apostólica del Papa Francisco ‘Christus Vivit’. En este artículo, el agustino recoleto Juan Pablo Martínez, presidente del Secretariado general de Vocaciones y Juventud, relata los frutos de la reunión que mantuvieron todos los promotores en Costa Rica

El último Sínodo de los obispos nos dejó un gran reto a todos aquellos que trabajamos con los jóvenes: caminar con ellos, escucharlos y acompañarlos, en la búsqueda del Dios, en la búsqueda de sentido de su vida y orientarles, desde la fe, caminos de esperanza y de auténtica felicidad. Este reto se hace más palpable, cuando se trata de acompañar el camino vocacional de los jóvenes, que sienten en su vida el llamado de Dios a una vocación específica: la vida religiosa y sacerdotal.

Los promotores vocacionales de la Orden hemos asumido con responsabilidad el gran reto de acompañar a los jóvenes, en su deseo de seguir a Cristo, pobre, casto y obediente, en la vida religiosa agustino recoleta. Este acompañamiento exige de nosotros un compromiso total y una formación adecuada para estar a la altura de lo que esto significa. El Documento final del Sínodo de los jóvenes dice que, “el servicio del acompañamiento es una auténtica misión, que requiere la disponibilidad apostólica de quien lo realiza”.

Por esta razón, 22 religiosos agustinos recoletos que trabajamos en el pastoral vocacional nos hemos dado cita durante unos días en la Casa de Formación San Ezequiel Moreno, de Costa Rica, para prepararnos a este gran reto; revisar a la luz de nuestros documentos, el trabajo que estamos realizando y programar diversas actividades. De los muchos temas que se trabajaron durante estos días, quisiera subrayar dos: cómo debe ser el acompañamiento agustino recoleto y cuáles son las características del acompañante agustino recoleto.

El acompañamiento agustino recoleto se fundamenta en el peregrinaje espiritual de san Agustín, que todos somos peregrinos hacia la Ciudad de Dios. Hacia aquel lugar vamos todos, pero en ese peregrinar debemos ser presencia de Cristo entre los peregrinos, que seamos capaces de dar sentido al caminar cristiano, desde la esperanza. El pasaje de los discípulos de Emaús nos recuerda cómo el Resucitado acompaña el caminar de los discípulos, agobiados y desconsolados. Ardía el corazón de los apóstoles al escuchar su Palabra.

De otra parte, el acompañante agustino recoleto, debe encarnar en su vida aquellos valores que caracterizan la auténtica espiritualidad agustiniana, porque es desde allí desde donde podrá ofrecer al joven inquieto, un auténtico camino de conversión y de encuentro con Cristo. Las características mas importantes de este acompañamiento son:

  1. De corazón a corazón: desde mi verdad, desde Jesucristo, desde la incapacidad y la vulnerabilidad, de mi centro vital conectado con el otro.
  2. El acompañante ha realizado previamente el camino: La orografía se reconoce porque ya hemos estado en ella. No hemos recorrido todos los senderos existentes, ni los modos posibles de ser vividos, si no que hemos llegado a metas y sabemos orientar hacia ellas.
  3. Sintoniza con el momento vital de búsqueda y encuentro: de los deseos más profundos de todo corazón es “ser sentido para el otro”. Nos fijamos en los dinamismos espirituales y psicológicos de la persona que lo colocan en un momento del camino.
  4. Sintonía con la dirección del deseo profundo de la persona: acompaña desde la incertidumbre y la sublimidad de los deseos que empujan y frustran. Reconoce la presencia o ausencia de Dios en estos deseos.
  5. Ayuda a dar el salto cualitativo (conversión) que busca y necesita la persona: orientación hacia el salto cualitativo que se intuye, la persona necesita y Dios le pide.
  6. En la relación de amistad muestra a un peregrino con otro peregrino (como Jesucristo).
  7. Estar con la persona desde la humildad y la felicidad. Ese camino es: primero, la humildad, segundo la humildad, tercero la humildad; y cuantas veces me lo preguntes te responderé lo mismo (san Agustín).
  8. Ilumina desde la Palabra: sentido bíblico de la vida. Ilumina el recorrido y la relación.
  9. Ama a la persona: ¡Sí, la ama! Amor con cuidado y atención, amor con preocupación.
  10. Sentido de contemplación/ interioridad: Sentido contemplativo de la vida.
  11. Lleva a la comunidad y a la Iglesia.
  12. Un acompañamiento desde el nos hiciste Señor para ti y nuestro corazón está inquieto hasta que descanse en ti” (Confesiones 1, 1).

Todas estas cosas, buscamos plasmarlas en proyectos concretos de pastoral vocacional agustino recoleta, por lo que tuvimos la oportunidad durante los días del encuentro, de trabajar en grupos, compartir ideas y lanzarnos retos, desde la realidad que viven los jóvenes hoy. Dos documentos -el Itinerario Vocacional Agustino Recoleto (IVAR) y el Plan de Pastoral vocacional de la Orden- fueron los dos derroteros que orientaron también esta parte del trabajo.

Finalmente, y no por eso menos importante, fue la peregrinación que tuvimos como Familia Agustino Recoleta al Santuario de Nuestra Señora de los Ángeles, patrona de Costa Rica. Allí, ante los pies de la bendita imagen de la Virgen Morena, consagramos una vez más la Orden a su protección.

Juan Pablo Martínez OAR
Presidente del Secretariado general de Vocaciones y Juventud

Leído 142 veces Modificado por última vez el Viernes, 10 May 2019 09:58
Más en esta categoría: « PROMOTORES OAR ¡VIVA LA ECOLOGÍA! »