back

 Cerro de la Popa - Cartagena

En las postrimerías del siglo XVI, el cerro de la Popa era un lugar salvaje, donde las tribus existentes rendían culto al demonio. Los primeros agustinos llegaron a Cartagena en 1580. Ya en 1606 había un grupo de recoletos en La Popa. Dos son los fundadores del convento: el padre Vicente Mallol, provincial de la provincia agustiniana del Nuevo Reino de Granada, a quien se considera como el fundador jurídico puesto que hizo las diligencias ante el gobierno civil y eclesiástico de Cartagena y obtuvo licencias para la fundación los días 5 y 6 de diciembre de 1606.

Al padre Alonso García Paredes, o Alonso de la Cruz, también se le tiene como fundador, ya que fue designado por los superiores para consolidar la fundación y levantar el edificio. Nunca fue prior de La Popa sino vicario prior en tres ocasiones. Posteriormente se fue a las misiones de Urabá, donde fue martirizado en 1633. La fundación comenzó por la instalación de una gran cruz, símbolo de la expulsión del demonio y la implantación de la fe cristiana. De ahí también el nombre de Santa Cruz de la Popa. Durante dos siglos, tanto el convento como la iglesia, dedicada a Nuestra Señora de la Candelaria, fueron foco de irradiación espiritual, científica y misionera. En 1815, cuando Morillo sitió a Cartagena, el convento quedó tan averiado que tuvieron que abandonarlo. 

En 1822 el Libertador Simón Bolívar decretó la expropiación de todos los conventos menores y, aunque luego derogó el decreto, los recoletos no pudieron volver a pesar de los intentos por lograrlo. Así el convento pasó a manos del Estado que lo empleó, entre otras cosas, como hospital militar, terminando en ruinas y en un completo abandono.

En 1961, cuando las autoridades civiles quisieron restaurar el convento con fines turísticos, invitaron de nuevo a la Comunidad, que aceptó gustosa después de algunas conversaciones. Las obras de restauración se iniciaron de inmediato; fueron concluidas oficialmente el 28 de agosto de 1966, fecha en que los recoletos volvieron a vivir en su antigua casa, y ahí continúan hasta hoy.

 


Mientras duraba la restauración los agustinos se hicieron cargo de la parroquia de Ntra. Señora de las Mercedes, en el barrio El Cabrero. El Arzobispado de Cartagena creó luego la parroquia de San Agustín, en el barrio Canapote, el 21 de septiembre de 1965 y le fue encomendada a la Comunidad a cambio de la anterior. “En 1965 las fiestas patronales de la Virgen de la Candelaria de la Popa, se engalanaron de singular solemnidad.
 
El fervor mariano del cristiano costeño, muy particular en su forma de practicarlo y vivirlo, se manifestó en su plenitud gracias al empeño y a la preparación de las festividades realizadas por los Religiosos Agustinos Recoletos.Las fiestas se vieron coronadas con un acontecimiento que emocionó a todos y cada uno de quienes participaron en ellas. El Sr. Alcalde de la ciudad Dr. Juan Pupo Mora, […] la declara PROTECTORA DE LA CIUDAD Y DE SUS CONTORNOS…
 
Veinticinco años del regreso de la comunidad a Cartagena, pedían una solemnidad especial para conmemorar un tan grandioso acontecimiento. […] El anhelado 6 de julio […] la entusiasta multitud dio una bienvenida calurosa a su santidad Juan Pablo II. Con gran solemnidad su Santidad coronó la pequeña imagen de la Candelaria o Virgen de la Popa, como allí se le llama”.


back

banner nra sra calendaria
banner sn ezequiel moreno 4